El oficio de reciclar es un fundamental para asegurar la sostenibilidad del planeta tierra. Imaginemos cuanta basura producen cerca de 7600 millones personas en el mundo, todos gastando bolsas, pitillos, cajas, ropa, vidrio y cualquier otro elemento de que se pueda imaginar. Hay una buena noticia: todos podemos reciclar y enseñarles a los demás la importancia de este oficio rápido, sencillo, respetuoso y de un valor enorme para la vida de la tierra en los próximos años.

Según la organización OXFAM Internacional, hay cinco razones poderosas para que los seres humanos nos comprometamos a diario con las prácticas de reciclaje en todos los lugares de donde habitemos: casa, escuela, empresa, centro comercial y espacios abiertos.

  1. Se ahorra energía luchando contra el cambio climático
  • Cuando reciclamos se reduce el trabajo de extracción, transporte y elaboración de nuevas materias primas, lo que conlleva una disminución importante del uso de la energía necesaria para llevar a cabo estos procesos.
  • Si bajamos el consumo de energía generamos menos CO2 y reducimos el efecto invernadero. Es decir, que reciclar en casa supone ayudar al planeta y contribuir a luchar contra el cambio climático.
  • Menos contaminación del aire. Es un punto esencial si prestamos atención a la relación que hay entre la calidad del aire y la salud. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), nuestra salud cardiovascular y respiratoria será mejor cuanto más bajo sea el nivel de este tipo de contaminación.
  1. Usamos menos materias 
  • Si se reciclan materiales como el vidrio, el papel o el plástico ya no hay necesidad de hacer uso de tantas nuevas materias primas para fabricar productos. Se reduce automáticamente la cantidad de bosques y árboles que se requieren en la industria de papel y el caucho.
  • Para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO): un árbol puede captar anualmente hasta 150 Kg de CO2. Además los bosques actúan como filtros de pequeñas partículas urbanas.

 

  1. Se fabrican nuevos productos 
  • Con las botellas de plástico que surgen de consumir un agua, una gaseosa o el aceite se pueden generar productos como fibra hilada de poliéster que sirve para tejer jeans y otros textiles. Adicionalmente este material se usa en los separadores que diferencian la calzada de otros carriles, como el habilitado para bicicletas o el de transporte público.
  1. Generación de nuevos puestos de empleo
  • En el año 2009 alrededor de 300.000 familias dependían económicamente del ciclo del reciclaje. En la última década la formalización de las asociaciones de reciclaje ha permitido además que más personas se vinculen al sistema de seguridad social, mejorando así la calidad y satisfacción de cientos de trabajadores. Por otro lado son muchas las empresas en Colombia y el mundo que abren las puertas para formalizar puestos de trabajo asociados al reciclaje.
  1. La mejor de todas: preservamos el medio ambiente 
  • Esta es la conclusión y sumatoria varios aspectos: menos gasto energía, menos contaminación en ríos y mares, menos gases que causan efecto invernadero, protección de suelos al llevar los residuos al sitio correspondiente, con el uso de materiales orgánicos para fertilizantes evitamos los plaguicidas químicos. Definitivamente es ganancia para todos, gana la economía y gana el planeta.